diciembre 11, 2019
Destacados

¿Un mensaje para David?

Gabriel Contreras Velázquez

Si el mensaje no era para el Coordinador Nacional de Ganadería, al menos sí lo escuchó con atención. Alejandro Rojas Díaz Durán, senador suplente Ricardo Monreal Ávila en la Cámara Alta, el ex coordinador de asesores del fresnillense llevó a un terreno pantanoso su campaña política en busca de la dirigencia nacional de Morena.

Presente una parte de la militancia de la Regeneración Nacional en el municipio de San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, el aspirante aseguró que el partido debía buscar las reformas estatutarias pertinentes con la finalidad de cerrarle el paso a los funcionarios encargados de la promoción y supervisión de los programas sociales de la Cuarta Transformación.

Con ese objetivo, el partido debía poner candados estatutarios que impidan a los funcionarios en el Gobierno Federal a la vez que ser titulares de algún programa social, utilicen las “estructuras” administrativas en sus aspiraciones políticas. De ahí que su propuesta persiga que todos ellos renuncien al menos tres años antes de cualquier elección.

Indirectamente, Díaz Durán confirma lo que en Zacatecas el equipo de David Monreal Ávila ha negado en público (no en privado) en cualquier ocasión posible: las estructuras de los programas sociales, especialmente las del Crédito Ganadero a la Palabra, son utilizadas actualmente como una plataforma proselitista electoral en beneficio de David Monreal.

Así lo hizo presumió el Coordinador Nacional de Ganadería al intentar deslindarse, en dos ocasiones, de audios filtrados en redes sociales y medios de comunicación de Zacatecas, a quienes incluso acusó de descontextualizar y falsear los testimonios de cómo una parte de los servidores de la nación busca construir comités seccionales para la promoción del voto, utilizando, evidentemente, a la estructura del Gobierno Federal bajo su mando.

¿A qué viene entonces el mensaje de Alejandro Rojas? A la misma estrategia para posicionar candidatos alternos de Morena en los estados de la república, auspiciados por el juego mediático de Ricardo Monreal. Ahora van tras los delegados territoriales, que fueron presentados en el periodo de transición como potenciales gobernadores de sus entidades.

Al mismo tiempo Alejandro Rojas pone el dedo en la llaga de David Monreal. Su juego está dentro de la Coordinación Nacional de Ganadería. Fuera de ese hábitat, el fresnillense es un político sin posibilidades de alcanzar la gubernatura.

Existe un ejemplo reciente. En la presidencia municipal de Ojocaliente, encabezada por Daniel López Martínez de extracción Morena, servidores públicos confirmaron a este espacio que el personal del ayuntamiento participó en la organización de la “Cabalgata de Bienvenida” al Coordinador Nacional de Ganadería.

Fue de tal magnitud el compromiso que el presidente tuvo que cambiar el día de descanso de sus trabajadores del sábado 11 de mayo a este lunes 13 en que las oficinas del ayuntamiento se vieron semivacías. Todo el acarreo para que David Monreal pudiera ofrecer una imagen de “lleno total”.

No obstante, en Zacatecas la percepción pública en la clase política parece correrse hacia la lucha entre familiares. Saúl Monreal Ávila es comparado habitualmente entre algunos grupos políticos, cafés y sobremesas como un aspirante más atractivo para pelear por la gubernatura en 2021. Sea o no esto así, la percepción se impone sobre la realidad, y cada que Saúl alcanza reflectores el equipo de David empuja a su Coordinador a no quedarse atrás, aunque no tenga nada nuevo qué decir.

Y es que, aunque Ricardo Monreal le niegue a Saúl el derecho a pelear por la candidatura que supuestamente le pertenece a David, en los hechos el senador pavimenta con más afecto político el camino del presidente municipal de Fresnillo. Su coordinador de Comunicación Social y Relaciones Públicas, Edgar Félix Acuña, es una prueba de ese afecto.

Deportado desde la Ciudad de México, con la encomienda de mejorar la imagen de Saúl en Fresnillo y los otros 57 municipios, el chilango por adopción, pero zacatecano por nacimiento, aterrizó nuevamente en la entidad para afianzar las aspiraciones del presidente municipal. Lo mismo que otro pequeño grupo de colaboradores traídos desde la capital del país.

No así con David, a quien el coordinador de senadores advirtió, apenas concluida la elección de julio de 2018, que integrar a su equipo a Norma Julieta del Río Venegas era una decisión a la que debía dedicar reflexión. Sin embargo, el exgobernador dejó al libre albedrío a su hermano, con todo y las dudas que despertaba su criterio.

Fue hasta que el conflicto entre Verónica Díaz y Elda Catalina Monreal Pérez creció de tono que Ricardo cuestionó frontalmente al Coordinador de Ganadería el supuesto liderazgo que imprimía la delegada del Bienestar en Zacatecas. El episodio fue la gota que derramó el vaso entre hermanos y lo que provocó un distanciamiento temporal entre ellos en los primeros meses del 2019. Aliviadas las diferencias, el juego sigue siendo el mismo: que el apellido Monreal gobierne en 2021 y 2024.

#Coincidencias: La apuesta es por el todo o el nada. A pesar de ello, en la Cuarta Transformación no dan la suficiente certidumbre que construya el discurso medular de campaña de los Monreal en Zacatecas.

El tema: Miguel Alejandro Alonso Reyes. Denuncias van y vienen, y lo único que lograron traer de regresó fue la presencia política del exgobernador. Primero, en un evento político en la natal Villanueva de su esposa, Korina Bárcenas Robles, con las deferencias del presidente Miguel Ángel Torres Rosales.

Luego, Miguel se insertó en la agenda pública de Zacatecas mediante el podcast de Triple Erre de Francisco Gabriel Reynoso Torres. La entrevista, según el periodista, se posiciona como la de mayor impacto en su sitio web -vaya paradoja- con publicidad incluida del nuevo restaurante de Cuauhtémoc Calderón Galván.

El discurso de la corrupción en el sexenio alonsista pasó del estandarte con el que María Soledad Luévano Cantú llegó al Senado, a un espacio de oportunidad para que Miguel regrese a los reflectores públicos. Espacio que, ya se ve, el exgobernador lo está aprovechando.

Casualmente, el único de los Monreal que no ha dado resonancia a la estrategia mediática de Ricardo a través de Soledad o de Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre en contra de Miguel, es “El Cachorro” Saúl. ¿Lo hará en próximas fechas? ¿O insistirá en subir al ring a Jehú Eduí Salas Dávila, a quien ha elegido su contrincante? Tal parece que los esfuerzos del comunicador Gerardo de Ávila no son suficientes.

Los misterios que fecunda la Cuarta Transformación son insospechados. Miguel está de vuelta gracias a sus verdugos mediáticos.

Twitter: @GabrielConV

Facebook.com/AgendaPolZac

Related Posts