septiembre 22, 2019
Destacados

CABALLO DE TROYA: La lucha por las prerrogativas en Morena Zacatecas.

Gabriel Contreras Velázquez

Como parece ser una costumbre, Andrés Manuel López Obrador llegará a Zacatecas en un ambiente de encono dentro de su mismo partido. Las divisiones, que obedecen más a proyectos sectarios y de grupos (esos que supuestamente no habría en Morena), apuntan hoy al “maldito dinero”.

El frente de los históricos pelea, en las autoridades electorales, el reconocimiento oficial de sus representantes ante el Consejo General del Instituto Electoral de Zacatecas. Llevan como candidatos a Gerardo Espinoza Solís y Gustavo Jasso Hernández, liderados por Luis Medina Lizalde.

En la otra esquina, los “monrealistas” hacen valer un acuerdo de febrero de 2018, para mantener como representante a Ricardo Hernández León, designado por Horacio Duarte Olivares, entonces representante de Morena ante el INE por determinación del Comité Ejecutivo Nacional.

De ganar los históricos, escenario que se antoja difícil, lograrían reducir la injerencia del grupo Monreal en el partido al menos por los próximos nueve o diez meses en los que gastarían, a su libre albedrío, la nada despreciable cantidad de 9 millones de pesos de las prerrogativas locales.

No obstante, se atraviesa el juego centralista del presidente del partido y del país. La modificación de los estatutos de Morena, después de concluida la elección de julio, reafirma el carácter de monopolio que adquiere todo lo que toca López Obrador.

De acuerdo con estas modificaciones, hay dos elementos por los cuales la empresa a la que se lanza el grupo de Luis Medina suena más a rebeldía. En primer lugar, el Comité Ejecutivo Nacional tiene ya la facultad de nombrar a sus representantes locales en los órganos electorales.

En segundo, y más importante, la Secretaría de Finanzas del mismo Comité Nacional es la responsable de administrar el patrimonio del Movimiento de Regeneración Nacional. Tiene control absoluto, si así lo quiere, de las prerrogativas de los estados. Sus estatutos lo amparan.

Las mismas reformas estatutarias publicadas en el Diario Oficial de la Federación el pasado jueves 27 de diciembre del 2018, atienden en su Transitorio Segundo la prórroga de las funciones de las direcciones estatales hasta el 20 de noviembre del 2019 (fecha no elegida al azar).

En términos llanos: gracias a las modificaciones avaladas por el Consejo Nacional de Morena, que aprueba la voluntad de Andrés Manuel López Obrador, es que el profesor Fernando Arteaga Gaytán vive un periodo de gracia al frente del partido en Zacatecas.

Pues esas mismas reformas que les favorecen, luego les parecen contradictorias cuando de presupuesto se trata. Por eso han llamado al Instituto Electoral de Zacatecas a omisión al no acreditar a Gerardo Espinoza y Gustavo Jasso en la autoridad que otorgará las ministraciones financieras.

No conformes con una respuesta evasiva del consejero presidente promovieron un Recurso de Revisión ante el Tribunal Electoral local de Esaúl Castro Hernández. Y es que el salomónico José Virgilio Rivera Delgadillo, únicamente “sugirió” a los quejosos a ponerse de acuerdo con su Comité Ejecutivo Nacional.

Imagine un consejero presidente que le significa al menos 134 mil pesos mensuales al erario, y que su responsabilidad frente a una queja por omisión institucional sea únicamente limitarse a “sugerir” a las partes no pelear. Pues eso es lo que tenemos en Zacatecas.  

Por cierto, en el documento que ingresó al IEEZ el dirigente estatal de Morena, se hace llamar inicialmente “Fernando Acosta Gaytán”, para luego rematar y concluir con su firma autógrafa y su nombre de pila. Jocosidad involuntaria de los asesores que pretende empoderar con su queja.

Pero hay un antecedente interesante en esta lucha por las prerrogativas de Morena, y que no se debe pasar por alto. Durante el ejercicio fiscal 2018, el partido de Andrés Manuel en Zacatecas tuvo subejercicios por alrededor del millón 800 mil pesos.

Los históricos presentaron un muy curioso proyecto de “asambleas estatales”, donde los ponentes serían mismos allegados a su grupo político. Obviamente, esos allegados (Mirna Zabeida Maldonado Tapia, Gustavo Jasso, et altrum) cobrarían las prerrogativas con la justificación de realizar tareas de capacitación y difusión.

En el proyecto también se inventariaban alimentos, renta de espacios, y cualquier gasto que lograra quitarle a los Monreal los casi 2 millones de pesos. Pero había un pequeño problema, la fiscalización del Instituto Nacional Electoral les requeriría facturación a los “ponentes”.

¿Por qué los Históricos no presentaron una lista de académicos e intelectuales que bien valieran el gasto de los 2 millones de pesos y que no tuvieran relación con el partido a nivel local? No queda clara esa discrepancia.

Pero de buenas voluntades está empedrado el camino al proceder “no ético” que ahora tanto fustigan en la Cartilla Moral de la Cuarta. Enredados en la bandera de la “calidad moral” y aludiendo a la pureza de ideales, los Históricos no ofrecían un camino muy distinto de aquél que tanto critican con bandera de militantes verdaderos.

Y es que, en cuestión de dineros, su “pureza” es meramente cosmética. Por sus luchas los conoceréis.

#Casualidades: Sin motivos aparentes que medien la cancelación de la gira de Andrés Manuel López Obrador por Aguascalientes este fin de semana, los encuentros del presidente en estados que sufren de desabasto de gasolina son una bandera roja para el Gobierno Federal.

Según el Delegado de Programas de Desarrollo en aquel estado, Aldo Ruiz Sánchez, el evento tan sólo se “pospuso”, sin ofrecer a cambio una nueva fecha tentativa para que Andrés Manuel se presentara en las instalaciones de la Feria de San Marcos a hablar de los Programas del Bienestar.

Egresado del “Grupo Zacatecas”, brazo operativo de David Monreal Ávila, vale decir que Aldo Ruiz ha resultado un fracaso (otro más) como representantes de López Obrador en la entidad vecina.

De acuerdo con la agencia de Noticias del Estado Mexicano (NOTIMEX), la cancelación pasaría a segundo plano para redireccionar la gira a uno los municipios del estado de Jalisco, Encarnación de Díaz (o “La Chona”).

Lejos de la capital tapatía donde el desabasto de gasolina es mayúsculo, Andrés Manuel buscaría lugares menos tensos para ser apapachado por sus seguidores. Zacatecas sería una parada previa, y donde la comunicación entre la delegada Verónica del Carmen Díaz Robles y las autoridades federales ya resultan un obstáculo para organizar un evento de corte institucional.

Así sucede cuando te rodeas de incondicionales y no de profesionales de la política. Le pasa a Andrés Manuel con David. Le pasa a David con sus subalternos.

Twitter: @GabrielConV

Facebook.com/AgendaPolZac

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *