septiembre 22, 2019
Destacados Nacionales

Ya dejen de estar de groseros; advierte AMLO a comerciantes

Ciudad de México.- Durante su conferencia matutina, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, pidió a los manifestantes de la Central de Abastos que tomaron los accesos del Palacio Nacional que “ya dejen de estar de groseros”, pues les advirtió que no ganan nada ni le impedirán que informe a los ciudadanos.

Esta mañana, un grupo de comerciantes de la Central de Abasto bloqueó los accesos a Palacio Nacional para impedir que los medios de comunicación ingresaran a la conferencia del Presidente.

Hacia la puerta en que los reporteros se movían, los comerciantes bloqueaban. Finalmente, el área de Comunicación comenzó a dar acceso por la puerta de la calle Moneda donde habitualmente ingresan, pero al percatarse los manifestantes intentaron ingresar a la fuerza. 

Un grupo de menos de diez militares de la guardia civil que resguarda el recinto trataron de contenerlos, lo que provocó empujones y jaloneos; sin embargo, lanzaron gas pimienta.

Algunos reporteros resultaron lesionados tras terminar en el suelo en medio de empujones y por el gas que logró dispersar a los manifestantes que después volvieron a intentar dar portazo.

Ante estos hechos, el presidente fue claro al decirles que serán atendidos a pesar de que se trata de un conflicto que corresponde a la Ciudad de México, por lo que les pidió que dejen la violencia.

“Se les va a atender porque siempre se atiende, pero esos no son los modos, lo digo cariñosamente ¡tienen tache!  “No debe ser así, se les va atender, pero es un asunto que tiene que ver con el gobierno de la Ciudad de México, somos responsables y los atendemos, lo que está mal es que vengan con esas prácticas agresivas, ¡se ve mal eso, no les ayuda en nada!”, advirtió.  López Obrador aseguró que “nosotros no vamos a dejar de seguir informando”.

 “¿Qué ganan con eso? ¡Ya vivo aquí! Siempre vamos a seguir llevando a cabo las mañaneras. ¿Qué no les gustan las mañaneras? Si ustedes (reporteros) no pueden entrar, que ojalá nunca les impidan el paso, nunca jamás, pero si no pueden entrar yo aquí hablo, con un teléfono, con lo que sea, le buscamos.

Con información de: Milenio

Related Posts