agosto 21, 2019
Destacados Nacionales

Marcaje personal a David desde San Lázaro

Gabriel Contreras Velázquez

Algo cambió de último momento en la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados. En un primer oficio girado por el legislador jalisciense de Movimiento Ciudadano, Eduardo Ron Ramos, presidente de dicha comisión, los de San Lázaro se mostraron satisfechos por el inicio formal del Crédito Ganadero a la Palabra.

Con un “felicitación” incluida, manifestó el diputado Ron Ramos el pasado 22 de febrero, sus compañeros legisladores calificaron como un “atinado proyecto enfocado a los pequeños productores del país” la dispersión de animales para “acrecentar el hato ganadero nacional y al mismo tiempo mejorar las condiciones” de vida de sectores sociales “abandonados”.

En el oficio LXIV/CG/0059/2019, el presidente de la Comisión de Ganadería en la Cámara Baja incluso aseguró: “tenemos la certeza que este programa… será ejecutado con eficiencia por el Coordinador Nacional de Ganadería de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), Lic. David Monreal Ávila.”

El documento que pretendía afianzar el trabajo conjunto entre el Poder Legislativo y Ejecutivo, a través de un reconocimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador por “hacer posible la transformación eficaz del campo mexicano”, concluye con la “más alta y distinguida consideración” de los integrantes de la Comisión al receptor de la misiva.

Sin embargo, dos días después, la narrativa reconvino, mediante una nueva y sucinta comunicación, los vítores de la Comisión de Ganadería. Entonces, la coordinación entre legisladores y Gobierno Federal se transformó en un intento de fiscalización temprana.    

Mediante oficio LXIV/CG/0060/2019, Eduardo Ron Ramos difirió de su postura original. El documento ahora dirigido al Coordinador Nacional de Ganadería, David Monreal, y no al Poder Ejecutivo, excluyó cualquier decoración retórica y en un par de párrafos mostró un punto sensible del programa que antes aplaudió:

“Derivado del inicio formal del Programa Crédito Ganadero a la Palabra, llevado a cabo por el C. Presidente Lic. Andrés Manuel López Obrador en los estados de Tabasco, Chiapas y Campeche. Respetuosamente le solicito, a nombre de la Comisión de Ganadería, un informe relacionado sobre cómo se realizó la compra del ganado, quiénes fueron los responsables de la selección y cuáles fueron los indicadores para elegir el mismo.”

A diferencia del primero, el documento donde se plasma una solicitud que llega tarde, pues debió realizarse antes del inicio de los trabajos formales del Crédito Ganadero a la Palabra, no fue compartido por el legislador en sus redes sociales.

¿Existe un doble rasero en la Comisión de Ganadería? Los discursos ambivalentes del diputado Eduardo Ron, dejan algunas dudas. Por ejemplo, el pasado 16 de diciembre, el jalisciense afirmó que el paquete fiscal 2019 “entregado por el Ejecutivo, significa un retroceso para los recursos dedicados al campo”.

 “La ganadería en México necesita sumar, por lo que pedimos [al Ejecutivo] que respete el presupuesto asignado en 2018 y a eso aumente el presupuesto considerado para el 2019”, exigió entonces quien encabeza la Comisión de Ganadería.

Un día después, 17 de diciembre, mediante una foto donde se le ve en el salón del Pleno, sostiene un pequeño letrero con la leyenda “Presupuesto al Campo”. Ahí asegura: “Como se los había comentado, lamentablemente los recursos para el campo están a la baja, pero les aseguro que daremos la batalla. Primero el campo.”

El 19 de diciembre, con las y los integrantes de su Comisión, el presidente comunica la aprobación de una “observación” para aumentar el presupuesto de Ganadería. Y el 21 de diciembre, frente a medios de comunicación, informó de una reunión con el titular de SADER, Víctor Villalobos Arámbula, así como con David Monreal, donde existió un planteamiento formal para incrementar los recursos a otros programas de Ganadería, no sólo el Crédito a la Palabra.

Por último, ya sin éxito en sus gestiones, el 24 de diciembre, mediante un video, Ron Ramos fue lapidario: “No seremos comparsas de esta farsa creada por Morena, ya que se niegan a discutir nuestras propuestas” para incrementar el presupuesto a distintos rubros y programas que habían sido recortados de la ahora extinta SAGARPA.

Durante el proceso legislativo, ni el secretario de Agricultura, ni el Coordinador Nacional de Ganadería, abanderaron diligencias para llevar a buen puerto lo que al menos David Monreal prometió en distintos estados de la república, y también frente a diputados federales en una reunión del 28 de noviembre.

El fresnillense ofreció el inicio del Crédito Ganadero a la Palabra a partir del 1 de diciembre del 2018, con un gasto bianual de 20 mil millones de pesos. Fue hasta que conoció el paquete fiscal 2019, que David tuvo que soportar el golpe más duro a sus expectativas: un recorte por alrededor de 10 mil millones para este año, y otros 10 mil millones para el 2020.

Empero, su tarea junto con Víctor Villalobos era obedecer las órdenes presidenciales. Para eso está ahí, y así se ve como candidato. La sumisión ha sido su ruta política desde antaño.

#Casualidades: Una buena cucharada de su propio “antídoto” se llevaron los “históricos” de Morena en Zacatecas. La imposición desde el Comité Ejecutivo Nacional va por todos y contra todos.

Tal vez te interesa: CABALLO DE TROYA: La lucha por las prerrogativas en Morena Zacatecas

Resulta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación validó las modificaciones estatutarias de la Regeneración Nacional, propuestas en el Congreso Nacional Extraordinario del 20 de agosto del 2018.

Reelección de dirigencias, medidas cautelares contra su propia militancia, designación de representantes ante organismos públicos electorales locales por parte del Comité Ejecutivo Nacional, designación de delegados, eliminación de la representación legal de los Comités Ejecutivos Estatales, por ende, únicamente mantendrán la representación política.

Estas y otras linduras nada nuevas en un partido que se distingue por la concentración absoluta de poder en pocas personas, ya fueron ratificadas definitivamente por el órgano máximo de justicia administrativa electoral en México en el juicio SUP-JDC-6/2019.

Anticipando a la resolución, el Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Zacatecas confirmó el pasado 18 de febrero, que el Comité Ejecutivo Nacional de Morena se encontraba facultado, por sus estatutos, para acreditar representantes ante el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas.

Se acabó la cadena de impugnación que promueven actualmente Gustavo Jasso Hernández y Gerardo Espinoza Solís. Imperaron los principios de autorregulación y autodeterminación del partido, donde los “históricos” cada día quedan más al margen de la historia en la 4T.

Twitter: @GabrielConV

Facebook.com/AgendaPolZac

Related Posts